Aquopolis San Fernando de Henares

Si queremos nombrar un parque acuático, ese es el Aquopolis, referente en toda España. Tras la apertura del Aquopolis de Villanueva de la Cañada le siguió el de San Fernando de Henares, que tras años de uso y numerosas criticas sucumbió al cierre y abandono.

La historia de los parques acuáticos en Madrid se remonta a 1986 con la apertura de Aquapark en Aranjuez. Un parque acuático muy simple que solo disponía de un gran tobogán central con variaciones y algunas atracciones varias como minigolf, camas elásticas, zonas de recreo…
No es que fuera algo espectacular pero era el primer parque de estas características que se abría en Madrid.

Abandoned water park, Aranjuez, Spain. Foto: Urbexpain


En los años posteriores se comenzarían a gestar diversos parques acuáticos en Madrid (algunos se quedaron en proyectos como el parque del nudo sur de Madrid)

Pasó el tiempo y más tarde abrió el primer Aquopolis en Villanueva de la Cañada, España, promocionado como el mayor parque acuático de toda Europa. Se diferenciaba que contaba con muchísimas mas atracciones acuáticas, era más variado, más grande y en definitiva más divertido. Esto propició que Aquapark no tuviera posibilidad de competir y tuviera que cerrar.
Si eres de los veteranos que me conoce recordará que fue una de mis primeras exploraciones dentro del Urbex

Tras el éxito de este primer Aquopolis vinieron más aperturas por toda España como la de San Fernando de Henares. En comparación con el de Villanueva de la Cañada era más pequeño, con menos atracciones pero una alternativa mas cercana.
El éxito de estos parques propiciaron también el cierre en 1994 de Rio bravo o LagoSur en Leganes tras la ampliación del centro comercial Parquesur

Pasó el tiempo y una mala gestión del parque comenzó a propiciar su declive. El progresivo abandono de sus instalaciones, la dejadez en el cuidado, la imposibilidad de competir con el de Villanueva de la Cañada, numerosas criticas por parte de los usuarios (plagas de garrapatas, el césped que pinchaba) y lo mas reciente, la muerte de un niño en sus piscinas pusieron el punto final a este parque que no abrió en el 2019 debido a su nula rentabilidad de explotación.

Tras el cierre de las instalaciones comienza una nueva vida para el recinto, que es proyectado para su derribo para destinarlo a espacio verde. Pero como no todo puede resultar tan sencillo empieza la practica habitual de muchas empresas para ahorrarse costes. Baja vigilancia y permisividad al saqueo hace que el terreno se convierta en un gran campo de saqueadores. Cuando no quede nada mas que saquear el derribo costará mucho menos, habiendo puesto en peligro a los curiosos que se acercan a la zona.

Por mi parte me doy por satisfecho con esta exploración. Recuerdo cuando lo visité de pequeño con mis primos, y más que un parque acuático parecía una gran bañera con toboganes. El cierre era de esperar y tras la exploración, como a veces me pasa, me intentan censurar el vídeo, aunque bicho malo nunca muere.

Espero que os haya gustado este reportaje y los que vivan en Madrid les dejo con esta huella histórica .

Entrada al Aquopolis, o salida…

Si quieres saber más sobre otras exploraciones no dudes en mirar la exploración de un submarino del ejercito o del Estadio Vicente Calderón