Chernobyl – Entrando en la zona de exclusión

Publicado el

Cuando empecé con el urbex tenía un sueño, y era el de poder viajar alguna vez a Chernobyl. Con el tiempo pude ver realizado este gran objetivo que tenía, y sin duda nunca comencé un viaje con tantas ganas
Antes de comenzar todo, si no conoces todo lo que pasó en Chernobyl te dejo con un documental que recomiendo (a parte de la famosa serie que hizo HBO) para que te pongas en contexto. LINK
Y si quieres ver los vídeos que hice aquí los tienes:

Puede parecer un poco difícil el planear un viaje de este calibre, pues es una zona complicada, otra cultura, mucho desconocimiento…
Lo primero que tengo que decir es, que para acceder a Chernobyl de forma legal es necesario ir con guía. Si buscáis por Internet os van a salir muchas páginas, incluso en español para realizar tours.
Yo entre todas elegí a Chernobyl Welcome .Sé que quizás habrá otras agencias que son muy buenas, pero tras estar con ellos les doy un 10 a estos chicos, en concreto a Max nuestro guía que se porto super profesional (si vais a través de esta pagina preguntar para que Max sea vuestro guía)
A la hora de planificar el viaje tienes que saber los dias que quieres pasar en Chernobyl (tranquilo dentro hay un mini hotel), las zonas que quieres visitar, las actividades que quieres realizar y si quieres ir con mas gente o privado (con tu grupo de amigos). Sin duda recomiendo el privado pues aunque es un poco más caro te hará disfrutar más del viaje, estar a tu ritmo, poder hacer modificaciones de recorrido y sobre todo integrarte mejor con el entorno

DSC06475-Editar
DSC06480-Editar

La mayoría de tours te recogen en la ciudad de Kiev (Ucrania), por lo que solo tienes que planificar el vuelo de ida y vuelta a esta ciudad. Os digo que estar en Ucrania es super barato, puedes comer genial por 3 euros, coger el metro por 0.30 centimos… una pasada

Uno de los mayores miedos que tiene la gente, es sobre la radiación que puedas absorver en el viaje. Bien es cierto que vamos a estar en una zona donde puede haber focos grandes de radiación, pero si sigues los consejos del guía y tomas ciertas precauciones no hay problema. Estar un día en Chernobyl equivale a hacerte una radiografía o hacer un vuelo transoceánico, por lo que puedes estar tranquilo. Además, durante todo el viaje pasarás por numerosos controles para ver que todo esta correcto.

Una vez que ya empiezas el tour a Chernobyl, te toca un viaje de dos horas desde Kiev hasta el puesto fronterizo de Chernobyl. Tengo que decir que la serie que hizo HBO está genial y la recomiendo ver, pero también ha hecho que se popularice mucho este tipo de viajes, se masifique y que en definitiva todo sea muy turístico. La prueba de ello es el primer control para entrar, donde te reciben con música sesentera y dos grandes puestos de merchandising.
Nada más bajarte del coche, te darán a firmar un consentimiento de que están exentos de cualquier cosa que te pase relacionado por la radiación en un futuro, y te darán un dispositivo que te medirá la radiación acumulada, desde que entras hasta que sales. Y si te dan un medidor geiger, pues mucho que mejor (depende del tour que contrataste)


Tras pasar el control nos dirigimos al mítico parque de atracciones. Yo creo que es una de las zonas mas emblemáticas de Chernobyl y que se han hecho muy famosas por la aparición en algunas películas o videojuegos (como Call of Duty)
La historia de este parque de atracciones es muy simple, y es que iba a ser como punto de entretenimiento para la ciudad de Pripyat, una ciudad que se creó para albergar a los trabajadores de la central nuclear.

DSC06495
DSC06482-Editar


Este parque de atracciones tenia pensado abrir el 1 de mayo, a escasos días de cuando surgió la catástrofe nuclear, por lo que nunca llegó a usarse como tal.
El conta conr un tour privado, como el que teníamos, era una gozada porque lo pudimos ver completamente solos sin gente que nos molestara. Allí pudimos volar el dron y tomar fotos tranquilamente. Es muy curioso verse en la situación de encontrarse en un entorno tan desolado. Un sitio destinado al entretenimiento y para que la gente se lo pasara bien queda reducido a grandes amasijos de hierro esperando el paso del tiempo. Diríaa que te sientes en un entorno postapocalíptico, pero es que, se puede decir que así es. Recalco la gran magia que tiene la naturaleza, que con una fuerza descomunal trata de recuperar el terreno quitado por los humanos. Esa simbiosis entre lo decadente y la naturaleza me fascina, es puro arte para mi.

DSC06526-Editar
DSC06505

Después de estar un largo tiempo, pusimos rumbo a la ciudad de Pripyat. Es de destacar que entrar a los edificios esta totalmente prohibido por el riesgo de colapso, pero si te toca un guía enrollado (como Max) dejara el GPS dado por el ejercito a la puerta de los edificios para poder entrar.
Visitamos la casa de la cultura, un polideportivo, varios edificios corrientes hasta que llegamos a pura zona residencial de Pripyat.

En este punto te ves inmerso en lo descomunal que fue la tragedia nuclear. Una ciudad totalmente desolada, desierta, comida por la vegetación… Te viene a la cabeza como el ser humano es capaz de producir catástrofes de ese calibre. La cantidad de familias que tuvieron que huir para nunca volver y las que murieron directa e indirectamente por la radiación.

DJI_0008
DJI_0042-Editar

Después de estar bastante tiempo deambulando por zonas residenciales de Pripyat llegamos a una de las zonas mas contaminadas, el hospital. El motivo es muy evidente, ahí es donde iba toda la gente que se estaba muriendo por la radiación, y aunque ya no estén los cuerpos aun permanecen en montañas gasas, ropa o material utilizado. La radiación tarda muchísimos años en desaparecer, por lo que hay que tener mucho cuidado en que sitio entramos o lo que tocamos.
Acto seguido vimos mas edificios interesantes como la comisaria de policía, la de bomberos, la cárcel, un deposito de coches, edificios culturales, colegios…

La noche ya acechaba y es que en Ucrania a las 4 de la tarde en pleno invierno es ya prácticamente de noche, por lo que hay que planificar muy bien las horas de luz. El plan para la ultima hora de luz era ver la antena Duga, o el pájaro carpintero (llamado así por el ruido que hacia en la emisión)
No me voy a extender mucho en contar su historia, pero si queréis saber más podéis visitar un reportaje interesante de Col2
Fue un radar anti misiles capaz de detectar objetivos a miles de kilómetros. Constaba de un emisor y receptor, por lo que la otra parte se encuentra al oeste de Chernihiv, a 50 km
Estar debajo de aquella gigantesca antena es algo sorprendente. EL ver como le ser humano ha podido construir semejante bestia, única en el mundo.

DSC06579-Editar-2
DJI_0021-Editar

La noche iba cayendo cada vez mas rápido, así que después de hacer fotos y vídeos por los alrededores pudimos visitar, ya de noche, el edificio militar de control de la antena, unas escuelas con altos grados propagandísticos y zonas de recreo.

DSC06636-Editar
DSC06616-Editar
DSC06612-Editar

Para dormir nos dirijímos al único hotel que hay en Chernobyl, en el que pudimos cenar tranquilamente y descansar cómodamente.
El siguiente día seria uno de mis preferidos, pues entraríamos dentro del puesto de mando del reactor 4 de la central nuclear. Desde ese lugar se presionó el botón que origino toda la catástrofe y seriamos de los primeros en poder entrar en aquel lugar. Estaba supe emocionado por lo que no dude en dormir pronto para coger con ganas el siguiente día

DSC06664-Editar
DSC06663-Editar
DSC06656-Editar

Si quieres ver la galería completa de fotos pincha AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *