Celebrando nochevieja en el Caleido

Publicado el

Nochevieja es la típica fecha en la que se celebra rodeado de la familia, con tus seres queridos… algo muy tradicional. Y como cada año me viene en mente alguna forma creativa de comenzar el año haciendo lo que mas me gusta, urbex.

La idea de subir al Caleido, la quinta torre de Madrid la tenia desde hace bastante, pero me quise esperar a realizarlo en este día tan especial. Para ello conté con mi colega Okos (@okos_)
La complicación de este día es el pasarlo lejos de tus seres queridos, algo más complicado para Okos, pues el reside en Bilbao y la distancia es mayor. Pero una misión de estas características era difícil no resistirse.

Nos reunimos mas o menos sobre las 10 para hacer los preparativos y a las 11 en punto ya estábamos dispuestos a acceder al recinto. La fecha era idónea pues tendríamos mas libertad para pasar desapercibidos.
Sobre las 11.30 sin mucha complicación nos encontrábamos subiendo el enorme edificio junto con los fuegos artificiales de fondo como melodía acompañante.

DSC07082-Editar-Editar


Cuando llegamos a la cima, dejamos rápido nuestro equipo para empezar con los preparativos de año nuevo. Teníamos que sintonizar una cadena para ver las campanadas, preparar las uvas, el champan, el confeti de celebración… En fin había que entrar el año de buena forma. Y ahí estábamos a las 12 de la noche en uno de los rascacielos más altos de toda España tomando las uvas junto a mi gran amigo y con unas vistas insuperables.
Tras las campanadas el horizonte se llenó de fuegos artificiales. Teníamos una visión 360 de todo Madrid lleno de colores. Aquello era espectacular e indescriptible con palabras.

DSC07123-Editar

Tras realizar un par de fotos, bajamos para cenar y hacer una pequeña reflexión. Tocaba hacer balance de todo lo que fue el año, las cosas buenas y malas, lo que suponía el urbex, los próximos objetivos… En este nuevo año había que ponerse nuevas metas e intentar aprender de los errores para ir creciendo cada vez un poco más.

DSC07130

Tocaba la hora de dormir. Para ellos desplegamos las hamacas y las atamos a unos andamios de la parte de arriba y tras un ultimo vistazo al cielo de Madrid cerré mis ojos.
Tras 8 horas pude despertarme y todavía no podía dar crédito a lo que pasaba.
Era 1 de enero y allí estábamos en el rascacielos tumbados en hamacas.

DSC00319


Nos levantamos rápido, pues el objetivo era hacer fotos con la salida del Sol. Nos fuimos incorporando poco a poco y al ver el paisaje de Madrid me puse nostálgico ante la belleza que veían mis ojos. Teníamos delante nuestra una de las vistas más privilegiadas de todo Madrid, así que aprovechamos unas horas para realizar unas de las fotos más bonitas y espectaculares que he hecho de Madrid.

DSC00315-Editar
DSC00309-Editar
DSC00238-Editar


Por ultimo tocaba dejar unos regalos a los trabajadores y una felicitación

DSC07165
DSC07169

Ya solo quedaba dar media vuelta para salir, y desayunar. Bajamos, saltamos la última valla, y ya a salvo en dirección a desayunar, me doy cuenta que me he dejado el móvil. Me despido de mi amigo que tenia que regresar a Bilbao y me pongo de nuevo a subir el Caleido yo solo a por el móvil.
Cosas de la vida.

DSC07144-Editar-3-Editar-Editar
DSC00345
DSC07174-Editar

Si quieres ver el álbum completo de fotos del Caleido pincha AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *